FE, ESPERANZA Y AMOR: La Tríada para Volver a Soñar (Importante Artículo por Jorge Martínez)

Comparte

FE, ESPERANZA Y AMOR: la triada para volver a soñar

FE: es la que te hace comenzar, la chispa que te devuelve la capacidad de soñar, la fe no es una cosa solo para santos, místicos o iluminados; todos tenemos actos de fe cotidianos: las señoras tienen fe que en nueve meses tendrás en sus brazo a la criatura amada, los caballeros tenemos fe que la novia llegará a la iglesia el día del casamiento. La fe es la certeza en lo incierto, creer sin ver ni tocar, entonces, ¿por qué tenemos fe en tantas cosas cotidianas pero perdemos la fe en las grandes empresas? Decimos creer en Dios pero muchas veces en la práctica no lo demostramos. La fe no es innata, la posibilidad de tener fe sí, esa posibilidad es innata y exclusiva de los seres humanos, es un regalo y un don que nos ha sido dado gratuitamente. Debemos aprender a reconocer a través de la fe los pequeños milagros que a diario ocurren, para ello necesitamos estar despiertos, atentos, vivir el aquí y el ahora; el pasado y el futuro son una simple ilusión mental, lo único que existe es el ahora, una forma de vivir en el eterno presente es vivir y soñar cómo lo hacen los niños.

SOLO ABANDONAMDO LOS DEMONIOS DEL PASADO Y EL FUTURO PODEMOS CONOCER LA FE

ESPERANZA: es la que nos mantiene en la consecución de nuestros sueños, esperanza es esperar en una espera paciente con la certeza de que lo deseado ya está llegando; es una espera paciente pero activa, no podemos sentarnos a esperar que las cosa lleguen solas; pero tampoco es esperar con desespero, el desespero y la impaciencia nos vuelven torpes y nos conducen al error, Napoleón Bonaparte decía: vístanme despacio que llevo prisa para la batalla. En la esperanza reconozco que hay cosas que no están en mis manos, en la esperanza reconozco que he hecho todo lo posible pero que hay cosas que no puedo manejar, hay cosas que tengo que dejar en manos de Dios.

EL QUE ESPERA CON ESPERANZA ESTÁ EN PAZ

Y YA ESO ES GANANCIA

AMOR: el amor te lleva hasta el final, por amor Jesucristo murió en la cruz, por amor los libertadores nos dieron la independencia; el mundo se mueve y existimos por el inmenso amor de Dios; dicen que en el amor se vale todo porque cuando hay amor no hay obstáculos que valgan, los obstáculos se vuelven oportunidades; el amor reside dentro de nosotros pero muchas veces duerme, al amor hay que cultivarlo, alimentarlo y cuidarlo como el principito cuidaba a su flor en el asteroide B-612 a pesar de lo engreída que era. El amor es lo más importante, porque si perdemos la fe y la esperanza, por amor, las volveremos a recuperar.

AMAR A DIOS Y AMAR AL PRÓJIMO COMO ME AMO A MI MISMO(A)

Amigas, amigos, los invito a seguirme en twitter e Instagram por @BuscaValores.

Para asesorías, conferencias y talleres In Company especialmente diseñados para empresas de alto desempeño, escríbanme a: busca.valores@gmail.com

Hasta una próxima entrega, se les quiere mucho.

JAM

Comparte

Leave a Reply